“Nevermind” el álbum de Kurt Cobain cumple 25 años

0
264

Hoy, que cumple 25 años el álbum de Kurt Cobain, sacamos a la luz datos del cantante ¿Sabías cómo se iba a llamar realmente el álbum? Aquí descubrirás mucho más sobre el músico estadounidense

El 25 de septiembre de 1991 se publicaba el segundo disco de estudio de una pequeña banda de grunge estadounidense, un LP que se lanzó sin grandes expectativas y acabó convirtiéndose en uno de los más relevantes, considerados e icónicos de la historia reciente. Nevermind cumple 25 años y para celebrarlo, además de bailar furiosamente Smell like teen spirit, hemos recopilado las 25 anécdotas que rodearon la grabación y publicación de la obra cumbre de Nirvana.

1. La portada. La icónica portada de Nevermind reflejaba a un bebé desnudo bajo el agua persiguiendo un billete de un dólar. El bebé se llamaba Spencer Elden, algo que le vino bastante bien a la criatura cuando se hizo mayor. En una entrevista con la MTV hace unos años, aseguraba que para ligar recurría a una ingeniosa pregunta “¿Quieres ver mi pene otra vez?”. Lo cierto es que Spencer ha recreado la famosa portada de Nevermind tres veces después, pero todas ellas con bañador.

2. La contraportada. Mucho menos se hablado de la contraportada del disco y no porque tuviera menos miga. Refleja a un mono de plástico, un juguete de Kurt Cobain, sobre un collage del cantante. Este se compone de imágenes del Infierno de Dante, fotos de carne cruda y de vaginas enfermas que Cobain sacó de un libro de fotos médicas. Hay quien dice que también se puede ver al cantante de Kiss.

3. El título. El álbum iba a llamarse Sheep, pero finalmente se cambió por la expresión (gramaticalmente errónea) Nevermind, una alusión directa al pasotismo y cinismo de la sociedad de la época ante la Operación Tormenta del Desierto y la Guerra del Golfo.

4. Las expectativas. Su discográfica, Geffen Records, esperaba unas cifras de 250.000 copias, algo menos de la mitad de lo que había vendido otro de sus artistas, Sonic Youth. El grupo tampoco esperaba gran cosa, se limitaba a desear una reacción similar a la de su primer álbum, Bleach, que tuvo una acogida discreta.

5. Las ventas. Nevermind debutó en el puesto 144 del Billboard, vendiendo 46.000 copias la primera semana. Nada hacía presagiar que acabarían arrebatándole el número 1 a Michael Jackson y vendiendo en total cerca de 30 millones de copias.

6. El single. Smells Like Teen Spirit es la canción más reconocida de la banda y fue el primer single de este álbum. Cuenta la historia que su título está basado en un desodorante femenino. Un amiga de Cobain escribió en una pared ‘Kurt smells like teen spirit’ (Kurt huele como un espíritu joven) y este, que desconocía la marca, pensó que era una expresión con gancho.

7. El videoclip. Smells Like Teen Spirit se estrenó en la MTV en la época en la que la cadena los emitía (y no realities de pseudofamosos) y estos tenían un impacto real en la sociedad. El vídeo tuvo una repercusión aplastante en la juventud de la época. Se basa en una de las películas favoritas de Kurt Cobain, En el abismo (1979), que cuenta la revolución de unos jóvenes contra las autoridades.

8. La grabación. Bryan “Butch” Vigorson, productor del álbum, reconoció en un documental que las sesiones de grabación, en general, fueron bastante bien, pero destacó el carácter inestable de Cobain. “Estaba fantástico durante una hora, pero entonces se sentaba en una esquina y no decía nada durante otra hora”.

9. Las letras y su interpretación. Las letras de Nirvana, en ocasiones, no tenían ningún sentido, o eran difícilmente interpretables. Cobain se quejaría a menudo de los intentos de los medios por buscarle sentido a sus letras: “¿Por qué diablos los periodistas insisten en venir con una segunda evaluación freudiana de mis letras cuando no las entienden en el 90% de las ocasiones?”, aseguró en una entrevista.

10. Su obsesión por huir de lo comercial. Los tres miembros de Nirvana estaban obsesionados con los riffs potentes y el sonido sucio. En opinión de su productor “querían que sonara como un disco heavy porque sabían que sus melodías eran muy pegadizas, muy pop”. La discográfica les hizo caso, pero hasta cierto punto, y los miembros del grupo mostraron en posteriores entrevistas su descontento con el sonido pulido que el mezclador había dado a Nevermind.

11. La recepción de la crítica. Nevermind aparece en el puesto número 17 en la lista de los 500 mejores álbumes de la historia según la revista Rolling Stone, que también lo erigió como el mejor de la década de los noventa. Sin embargo en su momento esta revista le dio una puntuación de tres sobre cinco, lo que tampoco hacía presagiar un futuro memorable. Más duro fue el crítico del periódico Boston Globe, que dijo que “la banda tiene muy poco o nada que decir, salvo las divagaciones estúpidas del cantante y letrista Cobain”. Las críticas, en un primer momento, fueron desde el entusiasmo a la indiferencia.

12. La canción favorita de Cobain. El cantante solía decir queDrain You era igual o mejor que Smells Like Teen Spirit y reconoció que era la que única canción con la que disfrutaba en los conciertos. Para ejecutar algunos de los extraños sonidos de la canción el músico utilizó sus propios juguetes.

13. La canción menos favorita de Courtney Love. Muchas de las canciones de Nevermind estaban inspiradas en Tobi Vail, exnovia de Cobain y miembro del grupo Bikini Kill. Sin embargo, en ninguna las referencias eran tan directas como en Lounge Act. Cuenta la leyenda que Nirvana nunca la tocaba en directo si Courtney Love (posterior pareja de Cobain) estaba presente.

14. La canción polémica. La canción Polly cuenta la historia real de una adolescente que fue violada en un teatro a principios de los noventa. Ella intentó ganarse la confianza del secuestrador, consiguiendo que bajara la guardia y ella pudo escapar. Cobain leyó la historia en la prensa y quedó profundamente impresionado. En Polly, el cantante se mete en la mente del secuestrador y lo cuenta todo desde su punto de vista, ofreciendo un resultado inquietante que los productores compararon con el libro de Truman Capote A Sangre Fría.

15. La canción difícil. Según los técnicos, Something in the way fue la canción más complicada de grabar. Está basada en la época en la que Cobain vivía debajo de un puente en su Aberdeen natal (algo que confirmó el cantante pero que tanto el resto de miembros de la banda como su familia niega). Al parecer Cobain no estaba inspirado a la hora de grabarla y, como confirmaron en el documental Classic Albums: Nevermind, solo pudo darse con la toma buena cuando este estaba medio tumbado y susurrando en voz baja.

16. Los grupos que amaban. Kurt Cobain era un gran fan de John Lennon. El productor de Nevermind recuerda haberle escuchado cantando Julia durante la grabación. De hecho, Lennon fue el mejor argumento que pudieron usar los productores par convencer a Cobain de que grabara varias veces su voz y fusionara el resultado en el estribillo de Smells Like Teen Spirit. “John Lennon lo hacía”, fue todo lo que tuvieron que decirle para que aceptara.

17. Los grupos que odiaban. Cuando Nevermind se convirtió en un éxito las productoras los empezaron a programar como teloneros de las grandes bandas. Se les propuso actuar antes de gente como Metallica o Guns and Roses (Axl Rose los pidió personalmente para su gira del 92) pero Nirvana los rechazó. Sobre el grupo de Sweet Child of mine, Kurt Cobain llegó a decir que era “gente sin talento que escribe canciones de mierda”.

18. Les echaron de su propia fiesta de presentación del álbum.Ocurrió en un pequeño garito de Seattle llamado Rebar, cuando Kurt Cobain y sus amigos aparecieron borrachos y empezaron un juego que incluía una sandía, salsa ranchera y las paredes del local. Curiosamente estos desmadres acabarían siendo uno de los símbolos distintivos del grupo, cambiando las sandías por guitarras. En su tour de Nevermind, los chicos de Nirvana solían acabar estampado contra el suelo cualquier instrumento que tuviera a tiro.

19. Estuvieron a punto de romper por los royalties del disco.Seis meses después del lanzamiento del disco, Cobain pidió que se renegociara el contrato, solicitando una parte del pastel mucho más grande de lo inicialmente pactado y exigiendo además efectos retroactivos. Krist Novoselic y Dave Grohl casi dejan la banda como protesta, pero al final las cosas parecieron calmarse.

20. El otro batería. Dave Grohl no fue el primer batería que tuvo la banda. De hecho tuvo tantos que ni siquiera ellos recuerdan un número concreto. Pero lo curioso es que uno de ellos, Chad Channing (el que tocó con ellos para Blench, su álbum de debut) llegó a colarse en Nevermind. Sus percusiones pueden escucharse en Polly.

21. Los monumentos de una ciudad industrial. Nirvana era un grupo originario de Aberdeen, una población de las afueras de Seattle. Aunque Cobain dejó claro en más de una entrevista que odiaba su ciudad de origen, eso no fue óbice para que el ayuntamiento rindiera homenaje a Nevermind. Y lo hizo en el cartel de entrada en la ciudad, que bajo el consabido Welcome to… añadió una frase más: “Come as you are” (“Ven tal como eres”), en referencia al segundo single de Nevermind.

22. La sesión de fotos inédita. Después del éxito de la portada, los productores encargaron al fotógrafo Kirk Weddle que repitiera el concepto con los miembros de la banda para ilustrar el libreto del disco. Sin embargo el resultado no gustó, y permaneció inédito hasta hace poco. Hubo varios problemas, como que los productores no dejaron al fotógrafo que los chicos estuvieran desnudos. Al final posaron con su propia ropa. Era octubre y hacía bastante frío y estaban muy cansados. De hecho, Cobain se echó una siesta en medio de la sesión. Al final las fotos fueron descartadas, pero con el paso de los años su autor las ha rescatado.

23. El éxito les pilló en Europa. Cuando la banda vino de gira a Europa, a principios de noviembre de 1991, Smells Like Teen Spirit empezaba a repetirse en bucle en las radios. Los conciertos tuvieron lleno total, y si bien en un principio iban acompañados de grandes bandas como Red Hot Chilli Peppers o Pearl Jam, a finales de año estaban llenando salas sin más reclamo que el suyo.

24. La hidden track más escondida de la historia. Se conoce como hidden track o pista oculta a la canción que incluyen algunos discos al final de su última canción, después de unos minutos de silencio. En el caso de Nevermind, la hidden trackEndless, Nameless (un compendio de gritos y guitarras furiosas sin mucho sentido) fue un paso más allá. Las primeras 50.000 copias del disco no la incluían por un fallo que se subsanó… momentáneamente. Las copias estadounidenses posteriores a la muerte de Kurt Cobain (en 1994) también decidieron omitirla, ¿por qué? Nadie lo sabe.

25. Compromiso adelantado a su tiempo. Nevermind habla sobre machismo (Territorial Pissings), agresiones machistas (Polly), el abuso de medicamentos (Lithium) y la aceptación de los diferentes (Come as you are), y de forma indirecta hace referencias a las drogas, la mendicidad y las armas. El disco afronta en sus letras temas complejos, que normalmente los grupos con predicamento entre los adolescentes no tenían. Ni tienen.

Fuente: Enrque Alpañés – El Pais

No hay comentarios